in

10 cosas que el perro puede saber sobre ti

Perros increíblemente inteligentes e intuitivos, y lo creas o no, los perros tienen un sexto sentido cuando se trata de entender las necesidades emocionales humanas. Es su sexto sentido lo que les ayuda a convertirse en buenos amigos de sus compañeros humanos.

Un perro es a menudo el mejor amigo de la familia, interactuando con cualquier cosa, incluyendo sentimientos de emoción y felicidad, así como tristeza y estrés.

De hecho, los perros también responden de acuerdo a tus emociones y parecen tener en cuenta tus sentimientos. Debido a esto, se recomienda criar perros como parte del tratamiento para problemas emocionales humanos.

Además, los perros parecen ser capaces de ayudar a identificar algunos de los problemas médicos que sus dueños pueden tener. Esto se ha informado en las noticias, así como en estudios recientes. Actualmente, algunos perros son entrenados y reclutados para ayudar a los propietarios con problemas de salud crónicos. Aquí hay 10 cosas increíbles que su perro puede sentir.

Las 10 cosas más importantes que un perro puede saber sobre ti

1- tristeza

Cuando te sientes triste, tu amigo de cuatro patas puede sentirlo de inmediato. Un nuevo estudio publicado en el Journal of the Royal Society of Biology en 2016 muestra que los perros pueden reconocer los sentimientos humanos combinando información de diferentes señales visuales y auditivas. Su perro puede sentirse triste incluso si intenta actuar normalmente frente a su perro u otros miembros de la familia.

Sentirse triste puede llevar a su perro favorito a ser más tranquilo de lo habitual. También puede perder interés en jugar y negarse a comer.

También se encontró que cuando el dueño del perro se aflige, el perro tiende a vigilar al dueño en silencio desde una esquina de la habitación. El perro también puede venir y acostarse en los pies del dueño, en su cabeza o en su regazo. En caso de llanto, el perro puede lamer al dueño.

Un estudio de 2012 publicado en el Journal of Animal and Cognition encontró que un perro tiende a acercarse a una persona cuando llora más de lo que se inclina a acercarse cuando habla.

2- Cáncer y otras enfermedades

Los perros también tienen la capacidad de sentirse enfermos. Con unos 220 millones de receptores de olor, los perros pueden oler cosas mucho más que nosotros.

Los perros son famosos por detectar cáncer. Pueden extraer una variedad de cánceres, incluyendo cáncer de piel, mama y vejiga. Un estudio de 2006 publicado en la revista Integrative Cancer Treatment encontró que los perros entrenados eran capaces de detectar el cáncer de mama en un 88 por ciento, y el cáncer de pulmón con una precisión del 99 por ciento utilizando muestras de aliento.

Un estudio de 2010 publicado en el Journal of Cancer Biomarkers encontró que la sensibilidad de los perros olfativos entrenados les permite detectar compuestos orgánicos volátiles como sustancias vitales del cáncer de vejiga.

En un informe de 2014 de la Asociación Americana de Urología, investigadores de varias instituciones italianas líderes examinaron la precisión con la que un perro altamente entrenado puede identificar compuestos orgánicos volátiles para el cáncer de próstata en muestras de orina. Se encontró que los perros eran capaces de detectar compuestos orgánicos volátiles en la orina a partir de muestras estudiadas con 98 por ciento de precisión.

Independientemente del cáncer, los perros también pueden sentir narcolepsia, un tipo de trastorno cerebral que afecta la capacidad y el control del sueño. Un estudio de 2013 encontró que dos perros entrenados fueron capaces de detectar 11 de cada 12 pacientes relacionados con la narcolepsia usando muestras de sudor. Este estudio muestra que los perros pueden detectar el olor característico del trastorno.

También hay más evidencia de que los perros pueden detectar la aparición de migrañas.

3- embarazo

Tu amiga peluda puede sentirse embarazada. Las mujeres dueños de perros ciertamente han notado cambios en el comportamiento de las mascotas durante el embarazo. Algunas mujeres informaron que sus mascotas de repente se volvieron más cuidadosas y amorosas. Algunos perros comienzan con sus dueños embarazadas dondequiera que van.

De vez en cuando, el perro puede ser observado olfateando el abdomen de la madre embarazada y colocando su cabeza sobre él. Estos cambios repentinos en el comportamiento de un perro se deben principalmente a los cambios físicos que un perro puede sentir en el cuerpo del propietario. Los perros también reaccionan a los cambios ambientales que ocurren en el hogar como resultado del embarazo.

La reacción al embarazo en algunos perros puede hacerlos más temerosos.

Durante el embarazo, nunca ignore al perro y pase algún tiempo con él todos los días. También tienes que crear una buena rutina con tu perro, que te ayudará a adaptarte positivamente a los cambios que vienen en casa.

Además, tener un perro durante el embarazo es beneficioso para las mujeres. Un estudio de 2012 encontró que las mujeres embarazadas con perros eran más activas al caminar que las mujeres que no tenían perros.

4- Terremotos

Cree que los perros pueden sentir el próximo terremoto antes de que suceda. Esto no tiene nada que ver con nada sobrenatural. Es una poderosa fuerza auditiva que les ayuda a sentir el próximo desastre natural. Los perros pueden escuchar el movimiento de rocas subterráneas que ocurren sólo antes de los terremotos.

Los perros pueden empezar a auullar mucho antes de un terremoto. Algunos perros comienzan a correr rápido o prefieren permanecer cerca de sus dueños.

Si vives en un área propensa a terremotos y tu perro comienza a hacer cosas extrañas, no ignores este cambio repentino en el comportamiento. Tenga cuidado con los próximos desastres naturales.

5- Tormentas

Mucho antes de que la fuerte tormenta se acerque a su área, su compañero de cuatro patas puede sentirlo. El perro puede empezar a correr rápidamente, y su comportamiento cambia a pesar de que el entorno externo se ve bien.

Los perros pueden experimentar una caída repentina de la presión atmosférica y un cambio en el campo eléctrico estático que ocurre antes del cambio climático. Sus sentidos olfativos son unas 100 veces más sensibles que los humanos, y son más propensos a oler la corriente eléctrica en el aire. También pueden sentir el fuerte
olor y detectar la concentración de sustancias químicas en el aire que los seres humanos no pueden sentir.

Además, el poder auditivo de un perro es más sensible que los humanos. Puede oír lo que el hombre no puede oír.

6- Bajo nivel de azúcar en sangre

Los seres humanos emiten algunos olores especiales cuando sufren de diabetes. El olor oculto que los humanos no pueden detectar, su amigo peludo puede revelar el problema y las complicaciones asociadas con él.

De hecho, hay incidentes reales en los que los perros salvan vidas alertando a las personas sobre un nivel bajo de azúcar en sangre incluso antes de que una persona sienta algún síntoma o realice un análisis de sangre.

El bajo nivel de azúcar en sangre altera los compuestos orgánicos volátiles, que pueden ser olidos por un perro. Por lo general, esto ocurre en personas que toman medicamentos para la diabetes. Un estudio de 2016 publicado en el Journal of Diabetes Care encontró que los perros pueden detectar la isoprina, un químico natural común que se encuentra en la psique humana que aumenta durante la fase baja de azúcar en la sangre.

Los perros pueden alertar a sus dueños sobre el problema sinteando o lamiéndose las manos. Actualmente, muchos perros de servicio están especialmente entrenados para ayudar a las personas que dependen de la insulina.

Un estudio de 2013 publicado en la revista Plos encontró que tener un perro entrenado para la diabetes proporciona mejoras significativas en la seguridad y la calidad de vida de los pacientes diabéticos que dependen de la insulina.

7- Hostilidad entre humanos

Un perro puede sentir cuando no te gustan los demás. Muchos productos químicos se liberan del cuerpo en respuesta a pensamientos de irritación y odio, y los perros pueden sentir estas sustancias químicas. Además, los perros pueden recoger evidencia de odio de tu lenguaje corporal, gestos y la forma en que te comunicas con la otra persona.

De hecho, el perro te mira cuando muestras señales de odio por alguien. Aquí el perro puede comenzar a ladrar, o incluso apresurarse a esa persona si él o ella está tratando de acercarse a usted. Los perros tienden a proporcionar protección adicional a sus dueños si ven a otras personas como una amenaza.

8- Generosidad

Al igual que los humanos, los perros tienden a juzgar a una persona sobre la base de sus acciones, y prestan atención a cómo comportarse hacia los demás.

En un estudio de 2012 de la Universidad de Milán, los investigadores permitieron a los perros observar a los humanos en situaciones sociales. Los perros vieron a un grupo de personas compartiendo su comida con un vagabundo, mientras que el otro grupo vio a un grupo de personas actuando agresivamente. Después, se pidió a los dos grupos que llamaran a los perros al mismo tiempo. Se encontró que los perros respondieron positivamente al grupo generoso cuando fueron invitados y evitaron al grupo agresivo.

Los perros son animales sociales y esperan reciprocidad, bondad e integridad de sus dueños.

9- Miedo y tensión

El perro puede sentir inmediatamente que su dueño está asustado o nervioso, incluso si no muestra signos de ello. Los perros pueden oler las hormonas liberadas por el cuerpo cuando responden a situaciones estresantes, incluyendo adrenalina y cortisol. Así que tu perro sabe de tu estado mental en este momento.

Un amigo peludo puede comenzar a mostrar protección hacia usted con el fin de reducir su miedo y probablemente irá a su rescate si se le da la oportunidad.

Los perros también pueden tratar de consolar a sus dueños, y pueden ayudar a prevenir ataques de pánico y otras posibles condiciones asociadas con el TRASTORNO
de estrés postrauma u otros problemas.

10- Tus intenciones

Los perros siguen tu vista para leer sobre qué pensar, para que puedan sentir tus intenciones correctamente la mayor parte del tiempo. Por ejemplo, los perros pueden comenzar a buscar un lugar para esconderse antes del baño. Esto puede suceder incluso antes de abrir agua o tocar su toalla. Lo mismo se aplica a cortes de pelo y uñas.

Del mismo modo, los perros pueden sentir que los llevas al veterinario. Y puedes mirar ansiosamente desde la ventana del auto. Mencionar algunas palabras reconfortantes y un aliento gentil puede ayudar a su perro a sobrellevar estas experiencias desagradables.

Los 8 errores comunes al correr

Las mejores maneras de evitar que los gatos orinen sobre las alfombras